sábado, 19 de noviembre de 2011



Hola a todos y a todas
La imagen que veis arriba es de un Airbus 320-214 que nos trajo a casa. A sus mandos estaba el comandante Don Santiago Vizcaíno, con el cual el corto periodo de tiempo que estuve con el y su tripulación y personal de cabina, me hizo olvidar los dos vuelos anteriores con Ryanair.
Su llegada puntual con código de vuelo VY6373,fue muy puntual. La verdad me gusta ver llegar el avión en el que voy a volar, así como rodar por pista hasta el punto donde quedara estacionado y ver como el finger se mueve hasta llegar a su puerta.
 

En el suelo del aeropuerto tienen pintado como podéis ver en la foto el "chivato" de los aviones que pueden ocupar esa plataforma. Y a la espera de que llegue el avión que nos llevara a casa. El viaje fue muy fructífero como Spotter Planes que soy y en MXP/LIMC (Milan Malpensa),e visto aviones que en BCN/LEBL (Barcelona Prat)son casi imposibles de ver. El hotel donde estuvimos alojados esta justo al lado de pistas, y el poder haber subido a y acceder a su azotea, daba una visibilidad inmejorable cuando los aviones despegan por la pista 35L.Un ejemplo es el de la foto de que veis aquí, un Boeing 747-4FTF/SCD de Air China Cargo.
 


Llego la hora de marcharse de mi pequeño paraíso después de la visita a Volandia, Museo Aeronáutico de Milan Malpensa, lo mejor del viaje aun estaba por llegar y yo no sabia nada. Llegamos a nuestro aeropuerto de retorno de vuelta a casa, la impresión de ese aeropuerto donde se me hizo un test para detectar explosivos, se me hizo pasar descalzo en ningún momento me sentí violentado por la actitud profesional del personal de su aeropuerto. Después de todo esto accedimos a la zona de embarque armado con mi cámara, a la espera de la llegada de nuestro avión. El aeropuerto da la sensación de estar en un centro comercial donde lo único que se diferencia de el, son los paneles indicativos de accesos a las puertas de embarque. Anunciado nuestro vuelo llegamos a la puerta 09 y desde allí se hicieron unas cuantas fotos, pero al que esperaba era la del avión que nos llevaría a casa.
 
En la foto a la espera de ser conectado al finger, esta mi avión y en la foto comandando el avión Santiago Vizcaíno, que después tendrá mucho que ver con parte de este viaje.
Al acceder al avión pregunte por la sobrecargo que había en el avión, muy amablemente primero me extendió su mano y me atendió la srta Beatriz, después de decirle mi nombre. Le comente que era fotógrafo de aviones spotter planes y que si podía acceder a cabina con el comandante para hacer unas fotos. Su respuesta no tardo en llegar y fue que en vuelo no pero que si quería podía acceder mientras el avión estaba en tierra, inmediatamente cambie el objetivo de mi cámara y pase a mi pequeño paraíso. Extiendo mi mano al comandante y a su primer oficial, me dijo que si quería ocupar su sitio y mi respuesta no se hizo esperar un firme y decido "si usted lo dice, pues que así sea"
 

¿Cómo podéis creer que me sentí al estar sentado allí?... Una de las cosas que se comento es la recompensa de un saludo por parte del un comandante o su copiloto cuando un spotter les hace la foto, don Santiago comento, que gracias a nosotros habían muchas fotografías de los aviones que el había volado, y hoy tiene una en la que sale el. Al cambiar de sitio y ponerme en el puesto del copiloto me dijo. Por tu derecha viene el triple 7 de Cathay Pacific Airways,cual fue mi sorpresa que me abrieron la ventana de su primer oficial para poder hacer esa foto, y cuando el avión aun no había acabado de pasar me dijo, ve al fondo del avión que te abrirán las puertas para poder fotografiar mejor yo pensé (INCREIBLE).Ahora dejare las fotos de esta secuencia.
 

En la foto de arriba hablando con el comandante.


La foto del Boeing 777-367/ER de Cathay Pacific Airways.


Una foto mas para ir casi raudo a la popa del avión


Esta vista es desde la puerta de estribor.


Vista del Boeing 777-367/ER de Cathay Pacific Airways desde la puerta de babor. 
A la vuelta para agradecer al comandante su visita llego la hora de volar. Llegada a BCN/LEBL incluso 10 minutos antes de hora, suave caricia de las ruedas a la pista de la 25D,y camino de nuestra plataforma. Al pararse el avión, nos ponemos de pie y la puerta de mi pequeño paraíso se abre, el don Santiago gira su cabeza y me da pie a poder acceder otra vez y despedirme de el, le di las gracias por su amabilidad por todo lo que había hecho por mi.A su sobrecargo, le dije textualmente "le diré lo que le digo a todo el personal de cabina con el que vuelo, me encantan las vista de su oficina", su sonrisa no tardo en aparecer. Espero volar algún a con ese maravilloso equipo, gracias a la srta que me abri´0 las puertas para tener esas maravillosas vistas, al comandante por su cortesía y profesionalidad y os digo una cosa, después de leer todo esto, ¿os podéis imaginar como me encontraba de feliz allí?... pues si lo podéis imaginar, por favor añadir otro peldaño de felicidad a ese estado.Y gracias a mi mujer Silvia por todo es fin de semana. 
Esta entrada va dirigida al personal de ese vuelo, no os imagináis lo que significa lo que habéis hecho por mi,  la palabra gracias se que da muy corta...GRACIAS.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario